EN CAUQUENES SE BUSCA DAR NUEVO IMPULSO A TELECENTRO Imprimir E-mail
Martes, 05 de Junio de 2018 00:00

( ARTICULO VISTO 510 VECES... )



Luego que el local tecnológico pasara de una universidad a una fundación, esta se reunió con el alcalde para fomentarlo y que sea la comunidad la que se vea beneficiada con cursos y obtención de información.

 


Hasta la Municipalidad de Cauquenes llegó la directora nacional de la Fundación para la Familia, Marlene Guzmán, quien se reunió con el alcalde Juan Carlos Muñoz, como un único tema a tratar, dar un nuevo impulso al telecentro ubicado en las Villas Esperanzas y que entrega servicios a otros sectores como las retulemus y Los Acacios.

El alcalde Muñoz se mostró satisfecho con la reunión, ya que destacó que se podrá dar un nuevo envión a una iniciativa que ha estado decaída y que pretende entregar un servicio a la comunidad que no se ha cumplido en un ciento por ciento. Así que estamos confiados en que podremos levantar este telecentro y entregárselo a la gente para su servicio, aseguró.

Marlene Guzmán, quien es la directora nacional de la Fundación Para la Familia, destacó que a nivel nacional son 94 los telecentros que se les entregaron, una vez que la universidad a cargo dejara de prestar los servicios, que de estos se están evaluando caso a caso para ver la continuidad de estos, pero aseguró que, por la disposición del alcalde de Cauquenes, el centro de la comuna se mantendrá abierto.

El telecentro de Cauquenes cuenta con ocho computadores, dos funcionarios, los que estarán a cargo de la cauquenina Ana María Faúndez, del Ministerio de Desarrollo Social en su seremi en Talca, en el cual se buscará aumentar su cobertura, abrirlo a la comunidad, aprovechando sus instalaciones.

Con lo cual se pretende que la comunidad cauquenina se vea beneficiada con la búsqueda de información, postulaciones, bajada de documentos, ingreso de datos, realización de curriculum vitae, trabajar con niños en computación y con los adultos mayores, acortando la brecha de alfabetización digital.